Gratitud… Fin de un asunto.

by

Cuando uno empieza la carrera, tiene muchas ideas preconcebidas de lo que significa ser “Licenciado”, quizá por influencias externas de todo tipo. El caso es que uno supone que los clientes son personas que te van a agradecer tus servicios, tus esfuerzos, tus desvelos, Ayunos involuntarios. El caso es que poco a poco te vas dando cuenta, que no todos te agradecen y que no todos valoran el esfuerzo. Inclusive algún día te llega alguien y te dice que para eso te paga y por ende, no tiene nada que agradecerte, pues, te contrató y te pagó y que ese es el trato y el negocio. Que en ninguna parte, se pacto que tendría agradecimiento. 

De manera que sin querer, con el paso de los años, trabajando en esto del litigio, te vas acostumbrando a que las personas no te agradezcan los servicios, sea por que te pagan, o sea por que no te paguen, finalmente, se queda uno acostumbrado a que no te den las gracias, a pesar, de que se ponga todo el esfuerzo, el conocimiento que se tenga para sacar adelante un problema de una persona. 

Pero luego, empiezan a pasar cosas extraordinarias como la que me ha pasado hoy, que se presenta en el despacho una clienta, con la cual se llevaron varios asuntos de esos difíciles de la materia de Derecho Familiar y …en ese lapso de tiempo, se presente con su señora madre en el despacho, y te dicen que su mamá te quiere conocer por lo mucho que has ayudado y apoyado a su hija con su asunto, que cuando empezó “ella ni comía, era un  fideito…” y continua diciendo lo mucho que ha orado para que ayudar a su hija y que Dios lo puso a uno en su camino para ayudarlas. 

“Gracias Licenciado, que Dios me los siga bendiciendo.” Dijo con lágrimas en los ojos, créanme que me doblo la respetable anciana y me hizo sentir que no todo es económico, ni fama en este “negocio” del litigo, también hay valores humanos mas fuertes y poderosos que lo económico y que uno cumple su deber por convicción sin esperar agradecimiento, pero que si este alguna vez llega, se disfruta como un postre exquisito. 

Gracias yo también les doy a ellas, por darme su confianza, por ponerse en mis manos, sus valores mas sagrados, sus hijos, su matrimonio, sus bienes y su situación…Mucho se resolvió  con esfuerzo, pero también con mucha, mucha paciencia.

Estos son los momentos que hacen que haya valido la pena, los sinsabores  de la actividad.

Atte. Su servidor, Fidel E.P.

 

2 comentarios to “Gratitud… Fin de un asunto.”

  1. ADOLFO MIGUEL SUMOHANO GONZALEZ Says:

    Qué buen tema publicaste!!!!!. Efectivamente el comentario general es !! para eso te pago!!!. Raro aquel que agradece. Gracias por levantar el ánimo…..

  2. Miriam Leon Says:

    Cuando se trabaja x amor al projimo indistinto si hay pago o no, cuando se basa uso en el servicio al projimo por amor a Dios la recompensa llega en el momento preciso, un agradecimiento, una bendicion, tienen mayor valor y nutren el corazon y el espiritu. d
    Dios le bendiga, le de sabiduria y su justicia divina sea estandarte en todas sus acciones legales y personales…. Profesionales y personas con su enteraza son necesarios hoy en dia…..muchas felicidades….. Para usted y el equipo que lo acompaña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: